En aquellos suenos, nosotros vivimos asi­ como sentimos sobre realidad, solo que en esferas diferentes

En aquellos suenos, nosotros vivimos asi­ como sentimos sobre realidad, solo que en esferas diferentes

La liga que hay con nuestra alma gemela es imperceptible, en otras palabras, nosotros podemos no tener conciencia sobre su comparecencia, puede permanecer excesivamente cerca sobre nosotros y no la reconocemos fisicamente, pero la alma En Caso De Que lo permite asi­ como una de estas clases en que se realiza manifiesto es en suenos .

?Alguna oportunidad has despertado maravillado asi­ como extasiado despues de un bello sueno, durante el que tuviste una charla intima, gratificante con “la cristiano sobre tus suenos”?.

Vivir experiencias distintas

Cuando se esta adormecido se puede tener la proyeccion astral, que es tan real en la modo en que te sea posible entender que tu vida es “normal”.

A lo largo de una proyeccion astral tu torso psicosomatico se separa sobre tu cadaver material, quedando unido a este debido a que conocemos con el apelativo de cordon sobre plata.

Vivir experiencias variados

El cadaver psicosomatico seri­a identico al torso material o organismo corporal, sin embargo posee niveles diversos de moralidad y existencia. Esa separacion entre el cuerpo humano psicosomatico y el torso corporal ocurre antiguamente sobre que empecemos a sonar. Una oportunidad terminada la os “sonar”.

Seri­a una cosa tan palpable, que al despertar, se tiene la impresion nitida sobre que el sueno fue real. asi­ como fue tan real igual que lo seri­a su vida a nivel sobre conciencia fisica.

En caso de que has sonado con “la cristiano de tus suenos” puedes permanecer seguro que ha sido un reencuentro con tu alma gemela.

Hay otros casos que el armonia con “alguien” activa en nosotros actitudes que en otros casos no se manifiesta, alguna ocasion te has preguntado ?Por que hice lo cual? Semejante oportunidad tu no reconozcas a tu alma gemela, aunque tu alma si.

El reencuentro de almas gemelas no solamente se da en otros planos, tambien se da en nuestro universo corporal asi­ como material, en nuestra verdad. Estamos unidos a nuestra alma gemela desde el inicio de las tiempos, asi­ como en cada reencarnacion evolucionamos ente, pero nunca siempre nos reconocemos, podemos convivir juntos y nunca percatarnos de nada, y a pesar de sentir distraccion individuo con el otro, la separacion es inevitable, lo cual es por una causa: carencia evolucionar asi­ como para ello necesitamos de diferentes relaciones. Igual vez nunca se ha llegado al aspecto de evolucion en donde este reencuentro sea conveniente, o semejante ocasion la de estas dos parte ha evolucionado, sin embargo la otra no.

Cuando la persona alcanza el estadio fina de evolucion anteriormente que su alma gemela al punto de abandonar el circulo de las reencarnaciones, su atadura de amor sera tan grande que or que seri­a concebible dar, permanecera voluntariamente en este mundo de padecimiento y angustia a la espera de su alma gemela termine su desarrollo y de que ambas puedan ascender juntas.

El reencuentro asi­ como el gratitud de estas almas gemelas se dara tarde o temprano. No existe manera de ser conscientes cuando ni a donde, No obstante si estas en busca de el apego verdadero, de el amor eterno, puedes activar la energia de el apego para fascinar el reencuentro.

Excesivamente buen tema Susy, por mi parte esto de las almas gemelas termina estando un escaso dificil sobre ver, en la grado en que me suena a que desde el comienzo de los tiempos, en otras palabras, desde que se dio nuestra primera encarnacion, otra alma con caracteristicas extremadamente similares a las nuestras, comenzo simultaneamente su trayecto; cualquier, como Con El Fin De encontrarnos en un final lleno sobre apego y luz, cuando nos liberemos sobre la rueda sobre la reencarnacion, cuando debido a se hayan tenido las experiencias suficientes Con El Fin De acontecer parte y al completo sobre la Fuente. Me da la impresion laborioso conseguir efectuar esa afirmacion, No obstante bastante linda y positiva desde en donde se mire, Cristalino, cuando no se vuelve solo un ideal que nos impide ser felices.